lunes, septiembre 04, 2006

CONSULTORIO DE LA LIC. LAIKA LAPERRA


Estoy podrida de las preguntas acerca de si existe la amistad entre el hombre y la mujer.
Como si echarse un buen polvo y luego no decirse todas esas mentiras que se dicen luego de “hacer el amor” dejara a la amistad fuera de juego.

Lo que yo digo es: ¿qué hombre no quiere cogerse a su amiga? ¿Esto no realza la buena amistad?
O acaso vos, querido lector, preferís que esa bella señorita que conoces desde hace años solo sirva para confesarte todos los pecados que comete con otros mientras vos sentís como se te va poniendo dura y pensas no puedo hacer nada porque es mi amiga?

Que te tomen de hermano en mi barrio es un insulto. Personalmente prefiero escupir un hombre antes que decirle yo te quiero pero como amigo. ¿Qué, los amigos no tienen cuerpos?
Mientras dejes que tu amiga siga haciéndote las trencitas, tu aburrimiento será directamente proporcional a las vueltas de cada trenza.

Que tu amiga vaya a hacerle las trencitas a la concha de su madre.



—Hay algo que no entiendo, Laika. Si soy una persona tolerante, libre de prejuicios, de amplitud de criterios, ¿por qué cuando me enojo o en medio de una discusión puedo llegar a usar expresiones como, por ejemplo, «negro de mierda» o «puto» o demás calificativos propios de personas intolerantes?


—Porque cuando te enojás SOS de verdad. Es así, tarde o temprano te salta la ficha. No sos el que tiene todo bajo control sino el otro. Siempre sos el otro. Así que ¡felicidades, sos un maldito fascista! Siempre se aprende algo nuevo ¿no?



—Laika, ¿es cierto que algunas mujeres son multiorgásmicas?


—No sé, puede ser: yo puedo fingir hasta veinticinco orgasmos.



—Laika, ¿cuáles son las palabras más sabias que puedo decirle a un amante que me echa de su casa?


—Te recomiendo, para esa instancia de alto dramatismo, formular una pregunta zen que los orientales juzgan adecuada para despedir a quien fuera nuestro eventual compañero de camino: «-Chau. ¿Puedo llevarme la botella de champagne?»

5 comentarios:

Anónimo dijo...

«la palabra y el modo en que ella es, contribuye a decidir el destino del hombre... la decadencia del lenguaje y la degradación de la palabra... surge del olvido del ser... en la conversación se esconde todavía algo no dicho que no es algo de que se hable... el hombre tiene el lenguaje, porque el lenguaje se origina en la palabra, pero la palabra, como el decir del ser, tiene al hombre, es decir, lo afiata en su destinación... es la voz del ser, que no se disipa en rumor sino que se acalla en la queda de la remisión del ser a su verdad... la apelación y la mirada al lenguaje y a la palabra comprendida desde el lenguaje son caminos extraviados... el poetizar es el pre-decir, el decir inicial, el poetizar es el favor pre-dicente de la guardiana de lo sagrado...» martín heidegger, la palabra.

Melibé dijo...

Gracias por el link, varón. Te sobra un http en él, ¿será que necesito la redundancia aunque ella nos haga incurrir en el error? Gracias


Lo ve, redundan las gracias.

caligrama dijo...

«no sos vos soy yo...
amigos son los amigos// ¿amistad hombre-mujer? ja. de pronto empezaste a verla con ojos de lobisón. por supuesto que habrá que esperar la oportunidad, de madrugada y en plena charla sobre ‘la vida’. y si, te la deja picando: ‘lo que pasa es que no hay hombres’, se lamenta, mientras miran el techo de tu cuarto. y abrís la boca, claro. y ella también: ‘te quiero demasiado como para perderte’. no, lo que se perdió fue tu masculinidad.» de watt…

Purpurine dijo...

cada individuo es un mundo,
cada mujer es un mundo
cada hombre es un mundo
cada amistad es un mundo
...
etc.
Nada es Absoluto
Todo es Relativo.
y como decia un Amigo...
Nunca digas nunca...

Anónimo dijo...

Vete al carajo!!!!!!!!
Porque en el mundo todavia quedan mujeres que no se quieren coger a sus amigos? Todavia quedan mujeres que creen en una amistad,hombre-mujer sin sexo? pensaba que eso era de la otra "epoca"....